viernes, 12 de marzo de 2010


CONTEMOS HISTORIAS, BIEN CONTADAS

ARTICLE 19 y Cencos presentaron: “Entre la violencia y la indiferencia: Informe de agresiones contra la libertad de expresión en México” en Casa Lamm, reflexionando sobre la violencia que se ejerce en contra de la prensa mexicana.
Con el fin de dar un contexto caracterizado por la violencia a quienes ejercen el derecho a la libertad de expresión mediante el periodismo, este informe expone sus ideas, preocupaciones y visiones para la defensa de este derecho en busca de un mejor país.
Actualmente existe un momento de transición política en México donde el periodismo se encuentra en un punto crítico, pues practican su oficio en un contexto que carece de seguridad. En este caso, se trata de una lucha de medios contra el poder político, dijo Juan Williams, analista de medios, dando un contexto sobre esta situación en la prensa.
Juan W. compartió su opinión sobre el papel de la prensa, siendo importante para mantener informada a la sociedad; aseguró que se debe generar cierta presión pública para poder defender a los reporteros que se ven intimidados y agredidos, al dar al pueblo mexicano la verdad; de esta manera, el periodismo tendría que trabajar unido, por encima de la amenaza de un sistema que impida informar. Consideró que es indispensable brindar medidas de protección ante estas agresiones a periodistas.
Lydia Cacho, Ricardo Rafael y Darío Ramírez expusieron un trabajo de 3 años, se dio a conocer parte de la investigación fundamental del Artículo 19 y Cencos, la cual muestra una situación realmente compleja afectando principalmente a los ciudadanos.
Más del 60% de las agresiones manifestadas contra periodistas, están vinculadas directamente con los que ejercen el poder político, afirmó, Lydia Cacho. Queda claro que la libertad de expresión, especialmente, de los medios nacionales quedó degradada en México desde el gobierno de Fox.
Sin embargo, la ambición de los políticos ha ido más allá, por mantener el control de la información. La periodista Lydia Cacho, comentó: el gobernador de Quintana Roo invierte mil millones de pesos, en comprar medios, manipulando la información a su favor. La mayoría de los medios viven cierto grado de corrupción, donde hay reporteros que se juegan la vida para saber de donde proviene el mal del país. Ante este conflicto, propone que la tarea fundamental, es entender a cubrir lo que realmente sucede, que los medios no se limiten a contar historias parciales y manipuladas bajo el sistema del poder político, concluyó.
Por su parte, Ricardo Rafael explicó que si se cuenta con jueces fiscales y una prensa independiente, ganaremos la batalla contra aquellos que atentan con las libertades; de tal manera, confirmó que la prensa en México está perdiendo su independencia. En efecto, el 65% de las agresiones son cometidas por funcionarios públicos, donde 8 de cada 10 son reporteros y su 75% trabajan para medios escritos, es decir, el Art. 19 nos advierte que no hay una guerra nacional que inunda el país, sino que el poder estatal compra y anula el también subdirector de opinión de “El Universal” insistió en la importancia que tiene divulgar el informe, porque permite dar conciencia a los medios y si trabajan en solitario, no habrá manera de construir el país que nos merecemos.
Brisa Solís, del Centro de Comunicación Social, Cenco, planteó un análisis contundente de los datos destacados del informe, dejando claro que México atraviesa una inseguridad pública sin precedentes, por ello, se propone la tarea civil de registrar, monitorear y documentar.
Art.19 es una organización internacional y Cencos; una local, elaboraron este informe basado en propuestas, de un conjunto de 25 personas, que analizaron 197 casos, diferentes a los 308 agresiones, las cuales sólo se confirmaron 244 casos en el 2009, todos vinculados en el marco del ejercicio periodístico, degradando la libertad de prensa. Se aportaron datos estadísticos de las amenazas y agresiones físicas producidas por funcionarios públicos, con un 60% militar y el otro 40% de acción popular. En el 2009, la infinidad de agresiones originadas en la Republica, varían su nivel de violencia por los intereses particulares del estado, siendo los más destacados: Oaxaca, Veracruz, Chihuahua, Michoacán, Sinaloa, Durango y Guerrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada